Anular el voto. El movimiento de la calle debe expresarse en las urnas

*Rodolfo Echeverría Chicali, Emilio Romero Polanco

El inmenso rechazo al Estado, al gobierno de Peña Nieto,al Congreso de la Unión , a los partidos, a la oligarquía , a los poderes fácticos y sus aparatos como a los poderosos medios electrónicos e impresos así como a los sindicatos y a buena parte de los intelectuales; debe traducirse en un cambio político .

La voz de la calle debe estar presente en las urnas.

A nivel mundial existe un gran desprestigio del modelo democrático tradicional. Los partidos políticos tienen un gran rechazo en todas partes. En Grecia y España surgió la posibilidad de unir a los movimientos de la calle con opciones electorales de coaliciones de izquierda genuinas. Su aportación es muy valiosa.

En los años recientes hubo movimientos masivos en muchos sectores sociales, incluyendo a los jóvenes y a los estudiantes.

Toda la estructura social, económica del sistema capitalista mexicano se basa en la explotación de los trabajadores, la precariedad salarial y las sistemáticas agresiones legales e ilegales contra sus derechos, como se está viendo en el caso de los trabajadores del Valle de San Quintín.

Ningún partido registrado responde a los intereses de los trabajadores de todo tipo, ni de los estudiantes, de las mujeres, los jóvenes, los indígenas y el conjunto de los sectores sociales ajenos a la oligarquía.

Los partidos registrados de “izquierda” son franquicias que han servido para un puñado de simuladores que se han enriquecido medrando a nombre de millones de electores que sí son de izquierda.

La ruta nacionalista contribuyó a éste modelo de capitalismo de compadres. El neoliberalismo no “modernizó” al país.

México tiene los índices más bajos en educación, vivienda, salud, empleo y salarios comparados con países similares como Costa Rica, Uruguay , Argentina, Brasil y Chile.

El costo del modelo corporativo ha sido la ausencia de organizaciones autónomas en el conjunto de la sociedad. Solo existen sindicatos charros.

Mientras en otros países los asalariados realizan huelgas generales para defenderse, en México no ha habido ninguna huelga general a lo largo de casi un siglo.

Sin tener sus propios partidos registrados, ni voz en los poderes del Estado, los ciudadanos ajenos a la oligarquía no tienen que ser cómplices de este sistema político .Es un “pluralismo” artificial.

Poner en su lugar a éstos impostores que han medrado con el poder y han desprestigiado la democracia y la política es una oportunidad en estos comicios, anulando nuestro voto.

Los espacios democráticos son producto de las luchas de miles y de décadas. No hay que perderlos.

Ante las elecciones intermedias de junio es posible construir un gran movimiento por la ANULACIÓN DEL VOTO.

Se trata de usar nuestro derecho a votar, conquistado por muchos movimientos nacionales e internacionales, expresando clara y firmemente en las urnas lo que se ha manifestado en las calles. Es posible frenar la restauración.

Sí vamos millones a las urnas y anulamos nuestro voto, pondremos en aprietos a este sistema político basado en el monopolio de partidos simuladores, corruptos y criminales.

La descomposición del Estado y sus consecuencias sociales se expresaron recientemente en los crímenes de lesa humanidad de Tlatlaya, Iguala y los 43 desparecidos de la normal de Ayotzinapa y los escándalos de corrupción en  “La Casa Blanca”, Malinalco y muchos más que involucran al presidente Peña Nieto y su gabinete.

Es hora de actuar. La denuncia no basta.

La lucha por la libertad es muy variada como lo demuestran los movimientos de los recientes cincuenta años.

Los movimientos sociales han utilizado muchas formas de lucha incluyendo la electoral. Está no es ni sagrada ni perversa en sí misma, depende cómo su utiliza, en qué momento, para qué y por quiénes.

Nuestra poderosa arma es hoy ANULAR El VOTO.

Escribiendo la consigna:

FUERA LA PARTIDOCRACIA.

México 25 Marzo 2015.

*Ante los comicios del 7 de junio estamos proponiendo un Manifiesto, cuyo texto adjunto para que sea suscrito por el mayor número de compañeros. Las firmas iniciales son de Rodolfo Echeverría Chicali, Emilio Romero Polanco investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM y Joel Ortega Juárez. Esperamos contar con su adhesión y la difusión del Manifiesto por todos los medios posibles: internet, facebook, twiter, páginas WEB, cartas a los periódicos, carteles, murales, volantes, radio , tv , revistas electrónicas, de voz a voz. 

Related posts

Golpes electorales: la injerencia extranjera es un fraude

Golpes electorales: la injerencia extranjera es un fraude

  Por Stella Calloni.- Estamos asistiendo a un nuevo esquema de intervención en nuestros países, que bien podemos llamar “los golpes electorales” y como era previsible, los expertos en contrainsurgencia y guerra psicológica de Washington entendieron al fin, que a pesar de la gran...

La mistificación democrática: La necesidad de la crítica a la democracia

La mistificación democrática: La necesidad de la crítica a la democracia

Por Hommodolars Cuando El Capital Aboga Por “Mejorarla” Nota Nac: Democracia y Política En tiempos que la política y su expresión como democracia vuelven a entrar en crisis, crisis que es inseparable de la constante crisis del capital; la cuestión de la democracia vuelve a estar en...

Occidente: Su Concepto de Democracia

Occidente: Su Concepto de Democracia

Por Mario R. Fernandez  El show político más largo del mundo, elecciones en Estados Unidos. Los medios de comunicación en Occidente, en su estilo especulativo y propagandístico, tratan de presentar el ejercicio electoral de cargos públicos como la máxima expresión de...