Plaguicidas y transgénicos asociados a cáncer y malformaciones en Argentina y Chile

Por Red de Acción en Plaguicidas RAP-Chile

-Seminario discutió impactos a la salud

Por primera vez en Chile, profesionales de la salud conocieron en el seminario internacional “Plaguicidas Altamente Peligrosos y Transgénicos: Impactos en Chile y Argentina”,   las consecuencias del uso masivo de plaguicidas altamente  peligrosos (PAP). El seminario, realizado el  29 de agosto de 2015 en Santiago, fue organizado por la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas RAP-Chile y la campaña Yo No Quiero Transgénicos en Chile. Allí  se encaró la salud como un derecho humano vulnerado por los gobiernos de Argentina y Chile, que protegen los agronegocios haciendo oídos sordos a las denuncias y a la demanda de prohibición del glifosato (nombre comercial Rooundup). El glifosato es  un herbicida reclasificado por la  Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC IARC ) como probable carcinógeno en humanos.

Entre los casi 40 participantes del seminario –la mayoría mujeres-  hubo médicos del Hospital de niños Roberto del Río, un representante del Colegio Médico, así como profesionales de salud del CESFAM de Paine, comuna  donde funciona una planta de granos de Monsanto; médicos y directivos de un SAPU y un  CESFAM de Viña del Mar;  médicos independientes, enfermeras, psicólogos, bioquímicos y nutricionistas. También participaron especialistas en enfoque de género y/o en salud pública; así como practicantes de terapias complementarias y estudiantes de materias relacionadas con el tema.

Los panelistas

En el seminario, expusieron sobre la situación en Argentina, el Dr. Medardo Avila, pediatra, coordinador de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, quien se desempeña en el Hospital de Clínicas de Córdoba y fue ex subsecretario de salud de esa provincia;  y el ingeniero agrónomo Javier Souza,  profesor de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires,  presidente de Pesticide Action Network PAN, y Coordinador regional de RAP-AL. La agrónoma cubana Nilda Pérez, experta en control biológico de plagas (Universidad Agraria de La Habana) compartió una ponencia, en tanto que la realidad chilena fue abordada por el Dr. Andrei Tchernitchin (Universidad de Chile) y la investigadora Liliana Zúñiga (Universidad Católica del Norte).  Por RAP-Chile, intervinieron su coordinadora nacional, María Elena Rozas,  y Lucía Sepúlveda, que también es vocera de la campaña “Yo No Quiero Transgénicos en Chile”.  La jornada se realizó  en el Hotel Cap Ducal.

Cáncer, transgénicos y deforestación

Según el Dr. Medardo Ávila en Argentina hay 24,5 millones de hectáreas de cultivos transgénicos, con 12 millones de personas afectados por el aumento sin precedentes de cánceres y malformaciones congénitas u otros daños. “Los dueños  de los cultivos van a Buenos Aires a atenderse “,  dijo el pediatra, “pero los pobres del campo, simplemente mueren”. El trabajo en hospitales es una fuente de datos, como también el trabajo en terreno en localidades como Monte Maíz (Córdoba), donde médicos y estudiantes encuestaron en forma inédita a la población pesquisando cáncer y malformaciones. En la localidad de Malvinas Argentinas, Córdoba.

la población afectada ha reaccionado, impidiendo  que Monsanto concretara  la construcción de una planta de procesamiento de granos.

El ingeniero agrónomo Javier Souza, por su parte, señaló que Argentina es hoy un ejemplo claro de la baja sustentabilidad, falta de equidad,  degradación ecológica y  cultural asociadas a los transgénicos. Debido al uso reiterado de los mismos plaguicidas, se crearon condiciones de resistencia genética, lo que incrementó la utilización de herbicidas e insecticidas.

Entre 2007 – 2013 la deforestación fue de  1.893.128 hectáreas, lo que equivale a  remplazar, cada dos minutos, una hectárea de bosques por cultivos de soja. El mercado de agroquímicos creció de 120 millones de kilos en 1997 a 300 millones en el período 2009/2010.

Investigaciones en Chile
La investigadora Liliana Zúñiga, del laboratorio de Neurotoxicología de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte compartió la metodología, objetivos y resultados de  estudios realizados en la región de Coquimbo, sobre Biomarcadores de la exposición de temporeros a plaguicidas organofosforados, en especial clorpirifos.  Explicó la importancia de contar con estos indicadores ( biomarcadores) para medir, por ejemplo, el daño en el ADN (con el Ensayo del Cometa) o bien alteraciones de comportamiento tales como fallas de memoria, las que se pueden asociar a un daño o enfermedad tras exposición a organofosforados.   Se trata del único estudio de este tipo con trabajadores y trabajadoras agrícolas, que incluyó un  centenar de personas entre afectados y  grupo de control, en la comuna rural de Paihuano.

Sobre el “imprinting”, impacto generado durante la exposición prenatal o infantil temprana a agrotóxicos,  metales pesados y otros agentes como las dioxinas, expuso el Dr. Andrei Tchernitchin, toxicólogo e investigador  presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Colegio Médico.

El imprinting por exposición hormonal (ejemplo, el DDT que presenta actividad estrogénica) genera entre otros problemas,  cambios en la programación celular y en la acción de las hormonas, así como patologías que se presentan años después del nacimiento.

El omitido daño crónico

María Elena Rozas, de RAP-Chile señaló que hasta hoy los organismos encargados del registro y regulación de los plaguicidas omiten el efecto crónico en la clasificación de los plaguicidas. Agregó que en la región, los plaguicidas  se venden con etiquetas sin  frases de riesgo crónico lo que impide la prevención  de cáncer, entre otras enfermedades. Se refirió también a una nueva categoría emergente,  los Plaguicidas Altamente Peligrosos (PAP) que son aquellos que representan riesgos agudos o crónicos particularmente elevados para la salud o el medio ambiente, destacando como un avance el  reciente llamado  a formar una “Alianza mundial para la prohibición gradual de los plaguicidas altamente peligrosos”realizado  por gobiernos  de la región africana más algunos países de América Latina, Asia, Europa del Este, junto a ONGs como PAN Internacional,  RAP-AL,  IPEN y la Confederación Internacional de Sindicatos de Trabajadores.

Prohibición del glifosato

Lucía Sepúlveda, de RAP-Chile y YNQT,  expuso acerca de glifosato y los transgénicos, cultivos manipulados para “tolerar” fumigaciones con plaguicidas peligrosos. Informó que además del Roundup de Monsanto,  SAG autoriza en Chile 38 marcas con este principio activo,  y de ellas 14 son productos  fabricados por China. SAG y Aduanas se han negado a revelar la cantidad de glifosato que ingresa anualmente a Chile, y no se publican  las estadísticas de muertes por cáncer y malformaciones por comunas. Sólo se sabe del uso de glifosato en las 117.418 hectáreas existentes de cultivos de maíz (convencional y semilleros transgénicos), pero no hay cifras oficiales de su extendido uso en hortalizas y especies exóticas como pino y eucaliptus.   Enfatizó que la demanda de RAP-Chile formulada al gobierno en abril de este año sobre prohibición del glifosato y de los plaguicidas que matan a las abejas, implica una apuesta por una forma de producción diferente de nuestros alimentos, a partir del uso de semillas libres de plaguicidas, patentes y transgénicos.

Las tendencias en Cuba

La ingeniera agrónoma, Nilda Pérez, destacó que desde la década de 2000 hay una reducción de más del 75% del uso de plaguicidas en Cuba, pero en el caso de la papa se usan plaguicidas altamente peligrosos.  En una evaluación realizada  en la  Universidad Agraria de La Habana sobre la tendencia del uso de plaguicidas y agentes de control biológico en el cultivo de la papa en el trienio 2011-2013, se identificó la provincia  de Artemisa como ecosistema vulnerable  en relación con el uso de plaguicidas, concluyendo que se deben aplicar  estrategias orientadas a la reducción de estos contaminantes y políticas preventivas en salud.

Los asistentes al seminario quedaron convocados  al tercer congreso de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, a realizarse en octubre próximo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, Argentina.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Más información sobre estos temas en www.rap-al.org

Related posts

Capitalismo. Neuromarketing, estrategias de manipulación disfrazadas de cientificismo

Capitalismo. Neuromarketing, estrategias de manipulación disfrazadas de cientificismo

Por Javier Garcés Prieto, El Salmón El termino “neuromarketing” se ha ido extendiendo en los últimos años, hasta convertirse en una disciplina “de moda”, alternativa al marketing tradicional. Con el gran avance de las técnicas de neuroimagen, ya parece posible “ver” los pensamientos, las...

El calentamiento global y la acidificación de los océanos, reducen la capacidad del fitoplancton calcáreo para absorber CO2 de la atmósfera

El calentamiento global y la acidificación de los océanos, reducen la capacidad del fitoplancton calcáreo para absorber CO2 de la atmósfera

Las microalgas calcáreas son importantes reguladores de la concentración de CO2 en la atmósfera. Investigadores advierten de los impactos negativos del rápido calentamiento y acidificación de los océanos en estos organismos marinos, y consecuentemente en el proceso regulatorio del...

¿Nanotecnología, arma letal?

¿Nanotecnología, arma letal?

Por Vicky Peláez Una investigación científica afirma que Hugo Chávez habría sido asesinado por una 'nanoarma' Cuando hace más de medio siglo --en el año 1959-- el científico norteamericano Richard P. Feynman declaró que "existe la posibilidad de maniobrar todas las cosas, átomo por...