Tu trabajo nunca va a ser tuyo

Por OLEP

Sobre los efectos de la Reforma educativa

El texto que publicamos a continuación se desarrolló a partir de una entrevista realizada al profesor César Mendoza Toro, quien durante más de 30 años ha militado en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Ésta es la segunda y última parte del texto que hemos desarrollado basados en dicha entrevista. Esperamos que las ideas aquí plasmadas sirvan para que los lectores de FRAGUA profundicen su entendimiento sobre las causas de la lucha magisterial y, particularmente, sobre las consecuencias de la recientemente aprobada e implementada reforma educativa en la vida de profesores, estudiantes y padres de familia. Sin más preámbulos, pasemos a la información.

“¿Habrá corrupción en las evaluaciones que establece la reforma educativa?” le preguntamos al profesor César y él, casi sin dudarlo, nos contesta que lo que se está difundiendo como una más de las “virtudes” de la reforma es que, según, no habrá corrupción. Lo cierto es que, al depositar tanto poder en las autoridades educativas (casi ninguno de ellos con formación docente), va a ser inevitable que las evaluaciones se utilicen de forma corrupta y hasta represiva.

El profesor César hace hincapié en que el capítulo ocho de la Ley General de Servicio Docente dice que los órganos descentralizados deberán evaluar el desempeño del docente y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE, creado en 2013 casi al mismo tiempo de aprobar la reforma) determinará cada cuánto tiempo se llevan a cabo las evaluaciones, considerando por lo menos una evaluación cada cuatro años. Dicha afirmación, por parte de quienes difunden ésta como una más de las “bondades” de la reforma, ha generado la creencia de que los profesores van a tener tres años de trabajo asegurado, pero no es así. La reforma no garantiza trabajo para nadie, ni siquiera para los que se sometan a las evaluaciones. La reforma deja abierta la posibilidad de tener trabajo sólo un año, pueden ser dos y hasta tres. Nunca queda bien establecido en la reforma ni el tiempo de permanencia mínimo ni la periodicidad de las evaluaciones, la cual será de uso casi discrecional (lo cual la hace más proclive a ser utilizada como herramienta represiva).

Respecto al examen de permanencia, el profesor César nos comenta que los profesores que se sometan a las evaluaciones (“peor que si los profesores se presentaran a juicio” escribíamos en la primera parte de este artículo) tendrán tres oportunidades para aprobar. Pero ¿qué pasa en la tercera evaluación si no resulta aprobatoria? La directora del INEE, Sylvia Schmelkes, ha afirmado que “de no aprobar el tercer proceso se reubicará en otra plaza no docente o podrá optar por el retiro voluntario”, por eso se dice que no se va a correr a nadie, sino que te cambiarán de función, ¿qué significa esto? Que los profesores ya no van a poder dar clase y, entonces, ¿qué función pueden tener? La respuesta es, según Sylvia Schmelkes, muy sencilla: los profesores que no aprueben las evaluaciones pasarán a tener una función administrativa. Y es ahí donde siguen surgiendo las preguntas: ¿el salario percibido al “cambiar de función” va a ser el mismo? Claro que no, la diferencia entre el salario de los administrativos y el de los profesores a cargo de grupo es de casi un 60%.

Si lo que se quiere, según los promotores de la reforma educativa y sus voceros en los medios, es adelgazar el gasto en educación, ¿cómo van a mantenerte tu sueldo siendo administrativo? Y, dice el profesor César, hay compañeros que se lo piensan y llegan a la conclusión, que en realidad es un engaño, que es mejor trabajar con papeles que con niños… pero no te van a mantener tu sueldo; otros profesores se van con la finta de que según va a haber un programa de retiro, pero es mentira. ¿Quién nos paga la pensión del retirado? Pues el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y tiene sus requisitos, si uno se retira de manera “voluntaria” los requisitos aumentan y, por si fuera poco, la plaza de la que uno se retira (aunque sea provisional o no definitiva) ya no se repone, se pierde. Aunque haya un retiro voluntario, si el profesor retirado no cumple con los requisitos no le dan pensión, no se tiene la certeza de obtener siquiera una parte proporcional del retiro. Entonces, es un truco; la Ley dice que “Se diseñarán programas de retiro”, pero no dice cómo se harán, entonces lo más probable es que a la mayoría se le despida.

¿Qué va a pasar aquí? Que la plantilla de profesores de México va ser de chavos que van a trabajar hasta tres años. ¿Con qué objeto? Que no puedas organizarte, ni protestar, que no puedas romper con los programas establecidos y hacer los propios para tratar de pelear por una educación diferente en tu salón. Se busca que sólo queden los profesores dóciles y obedientes porque va a estar en peligro su empleo. Sin embargo, aunque seas dócil y te quedes los tres años y te den tu plaza base, al año te volverán a evaluar, o sea, nadie que pase está seguro, la evaluación es permanente.

En este momento ya no hay ningún profesor que tenga plaza base, nos aclara el profesor César, hay contratos provisionales y definitivos. El provisional es hasta por seis meses y el definitivo es por tiempo indeterminado, pero puede ser cuatro años, ésas son las dos modalidades: los famosos códigos 95 y 10. Los profesores van a perder la continuidad de su trabajo, nunca va a ser suyo, siempre van a estar sujetos a evaluación. Dicen los voceros del régimen que la evaluación no es punitiva, pero si te van a correr, si te van a bajar de puesto, si te van a meter en un programa de retiro, si le van a dar un estímulo nada más a uno y a los demás no… ¿no es punitiva?

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección TRABAJO del No. 18 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), en circulación desde el 23 de junio de 2016.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com

Related posts

Crisis en la UNAM por violencia

Crisis en la UNAM por violencia

Zósimo Camacho Trescientos ataques sexuales se han registrado en instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de 2006 a la fecha. En ese periodo –que abarca el final del rectorado de Juan Ramón de la Fuente; la gestión del actual secretario...

¿El fin de las normales rurales?

¿El fin de las normales rurales?

Por Zósimo Camacho El plan es que las escuelas normales, en específico las rurales, no sobrevivan al sexenio de Enrique Peña Nieto. Al indomable normalismo rural le han clavado ya varias estacas: cierre de escuelas, recorte de presupuestos, cancelación oficial de su...

Integrantes del MAES protestan frente a Rectoría y anuncian movilización

Integrantes del MAES protestan frente a Rectoría y anuncian movilización

  Ciudad de México .- Jóvenes del Movimiento de Aspirante Excluidos de la Educación Superior (MAES) protestaron este domingo frente a Rectoría en Ciudad Universitaria para exigir el aumento de la matrícula en las universidades públicas del país y anunciaron una nueva movilización para...