El imperialismo, fase superior del capitalismo

Para Apiavirtual

Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP)

Leer y releer a Lenin

México estaba ensangrentado por las batallas más furiosas de la revolución, Villa andaba en la sierra de Chihuahua con lo que quedaba de la gloriosa División del Norte, Zapata y el Ejército Libertador del Sur vivían la ofensiva de los carranclanes victoriosos. Las fuerzas populares estaban en retirada, a la defensiva. El resto del mundo era también una “carnicería”: la primera guerra mundial iniciada en 1914 ya duraba dos años y continuaba sumando muertos, hasta llegar en su final a 10 millones.
En este mundo de revoluciones y guerras apareció impreso en junio de 1916 un libro titulado El imperialismo, fase superior del capitalismo, escrito por el revolucionario ruso Vladimir Ilich Lenin.
En medio de tanto heroísmo y tragedia, escribir un libro era al parecer intrascendente; sin embargo, no era así, este libro fue y sigue siendo una herramienta que permitió a los revolucionarios que lo leyeron comprender las razones económicas de la guerra mundial y su carácter de clase. La primera guerra mundial fue una guerra por medio de la cual las burguesías de diferentes países se disputaron el control del mundo, de los recursos naturales, de la mano de obra, de los medios de producción, de los mercados.
Esta asquerosa guerra que financiaban los grandes burgueses y en la cual la sangre del campesino y el proletariado era la que se derramaba, era la primera guerra imperialista.
Imperialista, sí, como las actuales, pero ¿por qué ese adjetivo? ¿Por qué nombrarla así y no de otra manera?
Lenin, después de un año y medio de investigación del desarrollo del capitalismo en los países más desarrollados, concluye que: “El capitalismo se ha transformado en un sistema universal de opresión colonial y de estrangulación financiera de la inmensa mayoría de la población del planeta por un puñado de países ‘avanzados’. Este ‘botín’ se reparte entre dos o tres potencias rapaces de poderío mundial, armadas hasta los dientes (Estados Unidos, Inglaterra, Japón), que, por el reparto de su botín, arrastran a su guerra a todo el mundo.”
Algunos de los países que se repartieron el mundo y estaban armados hasta los dientes han cambiado en la actualidad, pero no su interés de repartirse el mundo, de colonizar bajo diferentes formas a otros territorios, de formar países “nuevos” para controlarlos económica, política y militarmente. La estrangulación financiera es un arma muy actual que se aplica contra Venezuela, Bolivia y otros sitios por el imperialismo norteamericano, principalmente.
El capitalismo ya no era el mismo que cuando surgió, la etapa del libre cambio había dejado de ser determinante y se abría una nueva fase de desarrollo capitalista y Lenin plasma la “ley general y fundamental” de esta fase: la creación de los monopolios a causa de la concentración de la producción.
Pero vale la pena aquí citar al propio autor:
“Marx […] había demostrado, por medio del análisis teórico e histórico del capitalismo, que la libre concurrencia engendra la concentración de la producción, y que dicha concentración, en un cierto grado de su desarrollo conduce al monopolio. Ahora el monopolio es un hecho[…].
Los hechos demuestran que las diferencias entre los diversos países capitalistas, por ejemplo, en lo que se refiere al proteccionismo o al librecambio, condicionan únicamente diferencias no esenciales en la forma de los monopolios o en el momento de su aparición, pero que el engendramiento del monopolio por la concentración de la producción es una ley general y fundamental de la fase actual del desarrollo del capitalismo.”
Monopolios como los bien conocidos en nuestro país, como el de los dueños de Bimbo, de las empresas de Carlos Slim, de Cementos de México, de Grupo México, monopolios en disputa con otros de origen nacional o con nacimiento en el extranjero.
Monopolios que aplastan a sus empleados, a los pequeños negocios, a los consumidores con sus precios, monopolios que compiten entre sí, que hacen participar a millones de seres humanos en la producción, que socializan la producción a proporciones nunca vistas antes por la humanidad y que también adquieren la capacidad gracias a la concentración en pocas manos del capital de:
“[…] hacer un cálculo aproximado de todas las fuentes de materias primas […] en un país, y aun, como veremos, en varios países, en todo el mundo. No sólo se realiza este cálculo, sino que asociaciones monopolistas gigantescas se apoderan de dichas fuentes. Se efectúa el cálculo aproximado del mercado, el que, según acuerdo estipulado, las asociaciones mencionadas se ‘reparten’ entre sí. Se monopoliza la mano de obra calificada, se toman los mejores ingenieros, y las vías y los medios de comunicación […] van a parar a manos de los monopolios citados.”
¿Acaso es diferente esta descripción a lo que vemos hoy? ¿Acaso los monopolios se han “humanizado”? ¿No es una verdad por todos conocida que la invasión a países como Irak, Libia, Siria y otros han beneficiado a las empresas monopólicas que se adueñan del petróleo de esos países?
Entonces, vale la pena preguntarse ¿por qué el gobierno actual celebra como un gran triunfo de “todos los mexicanos” que empresas de Japón, de Estados Unidos o mexicanas se repartan la explotación de nuestro petróleo, de nuestro gas natural?
La guerra económica entre los monopolios hace poco más de 100 años originó la “carnicería” de la llamada primera guerra mundial, se alimentó para ello del “amor a la patria”, del nacionalismo, del chovinismo, ideas que escondían los intereses de los diferentes grupos de la clase burguesa que se disputaba el mundo.
Así como ayer, hoy se inicia esa campaña de odio entre los pueblos que esconde la disputa entre los grandes monopolios de burgueses que no dudarán en armarnos, como ya lo hacen, para aventarnos a matar y morir por sus intereses, ocultándonos la verdad de sus objetivos.
Lenin no sólo expuso la ley y las características principales de la fase imperialista del capitalismo, sino con base en éstas definió la táctica del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (POSDR) frente a la guerra imperialista, llamó a demostrar su verdadero carácter de clase por medio de los periódicos y revistas del partido, llamó a hacer agitación y propaganda entre las tropas que combatían para que se negaran a combatir por intereses ajenos a las clases explotadas y llamó a transformar esa guerra imperialista en una guerra de los explotados contra los opresores…
Un año después de la publicación del libro en junio de 1917, Lenin y los bolcheviques creaban las condiciones para triunfar en la revolución socialista y triunfaron.
Leer y releer este libro de Lenin en estos tiempos se vuelve de vital importancia para no caer en las trampas de la burguesía, y no hacer caso de sus llamados histéricos e histriónicos a la “unidad nacional”.
No podemos abordar más aspectos de este libro, por lo que terminaremos diciendo que la fase imperialista del capitalismo sienta las bases materiales para su propia superación, facilita, por la socialización de la producción, las posibilidades de la superación del capitalismo y la construcción de un nuevo sistema de producción social cuya primera etapa es el socialismo el cual es la única opción de la humanidad para no destruirse así misma.
NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección MARXISMO HOY del No. 24 de FRAGUA , órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), Marzo-Abril 2017.
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: /olep.fragua

Related posts

De los Andes a los Alpes, con el tren bioceánico en la mira

De los Andes a los Alpes, con el tren bioceánico en la mira

Para Apiavirtual Sergio Ferrari, desde Berna, Suiza Evo Morales se reúne con Doris Leuthard, presidenta suiza Firma de un protocolo de cooperación     Casi 20 años atrás llegó a Ginebra como dirigente sindical cocalero en busca de la solidaridad internacional. Era entonces un...

La OMC, una de las dos mayores organizaciones criminales que existen a nivel mundial, la otra es la OTAN

La OMC, una de las dos mayores organizaciones criminales que existen a nivel mundial, la otra es la OTAN

Atilio A. Boron En esta nota nos ocuparemos de la primera, dado que en estos días se está celebrando en Buenos Aires la reunión Cumbre de esa organización. La OMC es la sucesora del Acuerdo General de Comercio y Aranceles Aduaneros pactado a la salida de la Segunda Guerra Mundial. Creada el...

Ex – presos políticos enjuician a comandantes de Gendarmería por torturas y homicidios calificados

Ex – presos políticos enjuician a comandantes de Gendarmería por torturas y homicidios calificados

Para Apiavirtual Sergio Ferrari* Argentina, la Cárcel de Coronda, 40 años después Un laboratorio que intentó la destrucción de los detenidos Los hechos se remontan al periodo 1976-1979. El escenario de los crímenes de lesa humanidad: la Cárcel de Coronda en la provincia...