Palestina. ¿Quién pasará a la historia, el carcelero o el huelguista de hambre?

Por Gideon Levy

Se inicia la cuarta semana de huelga de hambre de más de 1.200 prisioneros palestinos en las cárceles israelíes. Se mantiene la incomunicación y el aislamiento de los presos, mientras se producen manifestaciones y actos de solidaridad en todo el mundo, en especial en Israel y en los Territorios Ocupados de Palestina. La anécdota de la semana ha sido el intento de desprestigiar a Marwan Barghouti con una grabación en la celda en la que está incomunicado en la que se le ve comer una galleta salada. Ha sido difundida a la hora de mayor audiencia de la TV israelí, mofándose de la “seriedad” de su huelga de hambre. Este primitivo y basto ejercicio de ‘verdad alternativa’ ha tenido la reacción contraria a la esperada, como pone de manifiesto el cómico israelí Assaf Harel en un video. Aquí reproducimos la justa indignación de Gideon Levy, editorialista político del diario Haaretz. SP

Al final, la historia juzgará. Y ¿a quién recordará la historia, a Gilad Erdan o a Marwan Barghouti? El comerciante de neumáticos de Ramat Aviv Guimel (antes Savion), que vive, por cierto, en una calle con el nombre de un asesino judío, o el activista del Centro de Detención de Khison (antes prisión de Hadarim)? ¿Al carcelero o al prisionero? ¿Al que ocultó los dulces o a la persona que se los comió? ¿Al ministro o al “archi-asesino”, como le llamó el corresponsal de Canal 2 Moshe Nussbaum?

¿Cuál de los dos lucha por una causa más justa? ¿Cuál de ellos de hecho lucha? ¿Cuál de ellos ha sacrificado algo en el curso de su vida? Y ¿quién es responsable de más derramamiento de sangre? ¿A quién le interesa más la paz? Al final, la historia juzgará.

En realidad, la historia decidió hace mucho tiempo. Erdan ni siquiera será una nota al pie de página. Como ministro responsable de la Policía y la policía de fronteras de Israel, también es responsable del derramamiento de sangre que causen. En cuanto a Barghouti, ha trabajado a favor de la paz mucho más que Erdan, hasta que perdió la esperanza y con razón.

Erdan lleva el pelo mejor cortado, su traje es de diseño y su reloj de lujo brilla en la oscuridad. La última vez que vi a Barghouti llevaba un Casio barato. Ambos estudiaron ciencias políticas y Erdan también estudió derecho. Ha tenido, sin duda, mejor educación. Erdan fue a una escuela secundaria religiosa y Barghouti no. Erdan trabajó para la Asociación de Constructores, Bargouti, no. Ambos tienen cuatro hijos y Erdan les dedica más tiempo, porque puede verlos. A la misma edad que Erdan estudiaba en su yeshiva, Barghouti se sumó a la lucha palestina. A la misma edad que Erdan era un oficial adjunto, Barghouti ya había sido detenido por primera vez.

Cuando Erdan condenó los Acuerdos de Oslo, Barghouti llamaba a las puertas en Israel y trataba de convencer a la gente de la importancia de la paz. Erdan puede ser el “hombre de la década en la lucha contra los accidentes de tráfico” (como la organización de la seguridad vial O Yarok le ha llamado), pero el hombre de la década en la lucha de verdad es Barghouti. Erdan nunca ha luchado por nada en su vida, a excepción de su puesto en las listas de la Knesset. Diputado de la Knesset en cinco legislaturas y ministro de tres gobiernos, nunca ha sacrificado nada en el altar por una idea. Ni siquiera ha luchado por la radiotelevisión pública que tanto le costó crear; se plegó, se quedó en silencio y débilmente sucumbió, intimidado por el primer ministro Benjamin Netanyahu. Erdan no es del tipo de los que están dispuestos a pagar un precio personal por nada. Barghouti ha sacrificado su vida, su familia y su destino por las ideas más elevadas. Barghouti es un luchador por la libertad. Erdan lucha en las primarias de su partido. Barghouti es un gato callejero. Erdan es un perrito faldero.

Barghouti está en huelga de hambre, y Erdan le tendió una trampa. Hay que atribuirle el mérito a Erdan y al Servicio de Prisiones de Israel. No tienen vergüenza, ni siquiera la más mínima. Adelante carceleros, grabarle, vosotros que os hacéis los héroes a costa de los más débiles. Seguir grabando en los retretes, en los cuartos de baño y debajo de ellos, y transmitir los cortes en horario de máxima audiencia. Poner una trampa de ratón y publicitar todas vuestras capturas, almas miserables. Les va a encantar en las agrupaciones del partido Likud. Erdan vs Barghouti. “No puedo dar detalles sobre quién la puso [la cámara]. Cuando me jubile podré revelarlo”, dijo el ministro Tortit, como estuviera guardando un secreto.

El John Le Carré israelí también elogió el “trabajo de inteligencia” del Servicio de Prisiones de Israel. ¡Menudo trabajo de inteligencia! No puede haber nada más patético, ni lo habrá. El hombre que es responsable de una fuerza policial que enseña a los niños a asegurarse de la muerte de un hombre herido indefenso o cómo lanzar a perros contra seres humanos está, naturalmente, también orgulloso de la labor heroica del Servicio de Prisiones en la Operación Tortit.

1-0 a favor de Erdan. El archi-carcelero venció al archi-terrorista. Barghouti se comió la oblea; la batalla está decidida. Barghouti no está en huelga de hambre, porque dio un mordisco. Pero en un día de huelga de hambre, incluyendo la de Tortit, Barghouti ha sacrificado más que Erdan en toda su vida por algo. Y en un solo día de huelga de hambre Barghouti está luchando por una causa más justa que cualquier problema sobre el que Erdan haya pensado, incluyendo su lucha contra los accidentes de tráfico.

¡Salud, Erdan, el héroe del momento! La historia se acordará de Barghouti.

Gideon Levy es Editorialista político del diario Haaretz, es uno de los periodistas mas prestigiosos de Israel.

Fuente: http://www.haaretz.com/opinion/.premium-1.788546

Traducción:Enrique García

Related posts

Israel: un paria en busca de aliados

Israel: un paria en busca de aliados

Por Pablo Jofré Leal En agosto del año 2016, Sima Vaknin, directora del ministerio de asuntos estratégicos del régimen sionista declaró que “todo el mundo ve a Israel como un régimen paria y que el trabajo que se debe realizar es cambiar esa visión al cabo de una década”. Para ello...

Corea del Norte en el gran juego nuclear

Corea del Norte en el gran juego nuclear

Por Manlio Dinucci Dinucci señala que la crisis artificialmente creada alrededor de Corea del Norte nos hace perder de vista el verdadero problema El problema no es que Pyongyang tenga la bomba atómica sino las increíbles proporciones de los arsenales nucleares que poseen las grandes...

Maniobras militares norcoreanas buscan fortalecer su posición negociadora

Maniobras militares norcoreanas buscan fortalecer su posición negociadora

Michel Olguín Lacunza/Diana Rojas García En las últimas semanas nos ha preocupado el asunto de Corea del Norte que parece no cesar, por ello, es justo aclarar que el país asiático tiene más de 40 años con una estrategia de lanzar ataques verbales y demostraciones militares. Con los avances...