Palestina: huelga de hambre victoriosa, la lucha continúa

Ciertamente, todavía no ha sonado el momento de la liberación de los 6500 prisioneros políticos palestinos

Tras 40 días de una huelga de hambre excepcional por su amplitud y su determinación, los presos políticos palestinos han decidido suspender su movimiento. Es una derrota para Netanyahu y su gobierno de extrema derecha. Desde el comienzo del movimiento, las autoridades israelíes habían adoptado una posición de total intransigencia hacia los huelguistas y sus representantes.

Hay que recordar en particular la indecente barbacoa organizada por Ofer Sofer, responsable del partido de extrema derecha Unión Nacional, ante la prisión de Ofer para que los huelguistas “sintieran el olor de la carne”.

Netanyahu rechazaba cualquier tipo de negociación con el “architerrorista” Marwan Barguti. Inspirándose en la doctrina Thatcher hacia los nacionalistas irlandeses, asumía la eventualidad de que murieran huelguistas de hambre. Y se ha intentado todo tipo de medidas para desorganizar el movimiento: desinformación, aislamientos, desplazamientos de prisioneros, supresión de la sal. Todas esas medidas han fracasado, obligando finalmente a las autoridades a negociar con la dirección de la huelga.

Las conquistas son importantes. Ciertamente, todavía no ha sonado el momento de la liberación de los 6500 prisioneros políticos palestinos, pero mediante su poderoso movimiento y la correlación de fuerzas que han instaurado frente a las autoridades penitenciarias, los huelguistas han obtenido satisfacción de sus reivindicaciones vitales para sobrevivir en las prisiones del enemigo: dos visitas familiares mensuales (en lugar de una), extensión del derecho de visita a la esfera extrafamiliar, alargamiento a una hora de las visitas, un teléfono público en cada prisión, mejora de la cantina, aumento de las raciones de carne, fruta y legumbres, derecho a ropa personal, etc.

El combate político, dentro y fuera de las prisiones

En las reivindicaciones defendidas por los huelguistas figuran naturalmente las que afectan a los derechos fundamentales del pueblo palestino: un Estado independiente con Jerusalén como capital, el derecho al retorno a su tierra y a sus hogares de origen para todas las personas refugiadas expulsadas desde 1948. Ellos solos, los 1 800 huelguistas solo podían plantear simbólicamente estas reivindicaciones que implican a los 5 millones de palestinos de Gaza y Cisjordania.

No obstante, habrán logrado, por el carácter unitario de su movimiento y el eco internacional encontrado por éste, presentarse como una alternativa radical a una Autoridad Palestina más preocupada por reprimir una nueva Intifada que por hacer avanzar la lucha de liberación nacional. El descrédito de Mahmud Abbas, su débil legitimidad, y la corrupción del régimen, hacen del colectivo de los prisioneros y de Marwan Barguti una potencial dirección alternativa ampliamente reconocida.

Pero la sociedad israelí no ha llegado aún ahí: en una concentración en Tel Aviv el sábado 27 de mayo convocada por Paz Ahora, que ha reunido a miles de personas hostiles a la colonización y favorables a la solución de dos Estados, los y las manifestantes han aplaudido un mensaje de apoyo enviado por Mahmud Abbas: “Ha llegado la hora de vivir en paz, en armonía, seguridad y estabilidad”. Sin embargo, no puede haber y no habrá paz mientras las reivindicaciones nacionales del pueblo palestino no sean satisfechas, antes de que todos los prisioneros políticos palestinos sean liberados, mientras dure la colonización…

El éxito de la huelga de hambre, las manifestaciones de solidaridad en el mundo entero, refuerzan la lucha del pueblo palestino. Más que nunca, la intensificación de la campaña BDS contribuye a debilitar el Estado sionista y nos acerca a la victoria. ¡Palestina vivirá, Palestina vencerá!

Hebdo L´Anticapitaliste / www.contrahegemoniaweb.com.ar

 

Related posts

Claves geoeconómicas para entender qué pasa en Oriente Medio y Eurasia

Claves geoeconómicas para entender qué pasa en Oriente Medio y Eurasia

Por Pepe Escobar Occidente no huele lo que se está cocinando en Eurasia :: El objetivo del régimen de Trump es debilitar la asociación estratégica entre Rusia y China Hace sólo unos días aconteció un cambio geopolítico tectónico en Astana, Kazajstán, y sin embargo la fuerte ondulación...

Bloqueo energético contra población civil: golpe de gracia a Gaza

Bloqueo energético contra población civil: golpe de gracia a Gaza

Por Dabid Lazkanoiturburu El régimen terrorista de Israel y el presidente de la ANP, Mahmud Abbas, buscan hundir definitivamente a Hamas Los principales actores de la región de Oriente Medio, desde Arabia Saudí a Israel pasando por la Autoridad Nacional Palestina (ANP), se han unido...

La Guerra de los Seis Días y los 50 años de ocupación en Palestina

La Guerra de los Seis Días y los 50 años de ocupación en Palestina

Por: Pablo Jofré Leal Entre los días 5 al 10 de junio del año 1967 las fuerzas sionistas atacaron a los ejércitos de Egipto, Siria, Irak y Jordania bajo el pretexto de que las fuerzas egipcias apostadas en la península del Sinaí representaban un peligro para Israel. Una contienda bélica, que...