El régi­men con­su­ma gol­pe de esta­do con­tra Cata­lun­ya y con­tra los dere­chos de los pueblos

Por Manifiesto Internacionalista de Compostela
El Manifiesto Internacionalista de Compostela lo componen Boltxe, Nación Andaluza, Agora Galiza, CUP, PLP y Comunistas de Castilla

El Esta­do espa­ñol ha deci­di­do con­su­mar en estos días el gol­pe de esta­do con­tra Cata­lun­ya con la apli­ca­ción del artícu­lo 155 de la cons­ti­tu­ción post­fran­quis­ta, acor­dan­do des­ti­tuir a todo el Govern de la Gene­ra­li­tat, y toman­do el con­trol de los Mos­sos de Esqua­dra, medios de comu­ni­ca­ción y limi­tan­do las fun­cio­nes del Par­la­ment de Catalunya.

A la ocu­pa­ción mili­tar del terri­to­rio que comen­zó con el des­plie­gue de las fuer­zas repre­si­vas de la poli­cía nacio­nal y guar­dia civil el 1 de octu­bre le siguió el refuer­zo de las uni­da­des del ejér­ci­to espa­ñol des­ple­ga­das en Cata­lun­ya, y aho­ra, se con­su­ma la ope­ra­ción de ocu­pa­ción mili­tar con la sus­pen­sión de la auto­no­mía y de las ins­ti­tu­cio­nes autonómicas.

No podía caber otra reac­ción de un Esta­do gober­na­do por los here­de­ros ideo­ló­gi­cos del fas­cis­mo gol­pis­ta del 36, de la dere­cha espa­ño­la más reac­cio­na­ria y san­gui­na­ria, la mis­ma que tor­tu­ró y fusi­ló al Pre­si­dent Lluís Com­panys, la mis­ma que masa­cró e hizo des­apa­re­cer cien­tos de miles de per­so­nas. Esta mis­ma dere­cha pon­dría en el pelo­tón de fusi­la­mien­to a todo el pue­blo de Cata­lun­ya si pudie­ra. De momen­to apli­ca su ley con la bru­ta­li­dad que carac­te­ri­za a un Esta­do fas­cis­ta, encar­ce­lan­do a Jor­di Sán­chez y Jor­di Cui­xart, líde­res de la ANC y Ómnium Cul­tu­ral, así como a otras per­so­nas que defen­die­ron las urnas en el refe­rén­dum del 1 de octubre.

Un Esta­do espa­ñol que man­tie­ne en liber­tad, pro­te­gi­do en su exi­lio dora­do a un miem­bro de la casa real de los Bor­bo­nes con­de­na­do por corrup­ción y a cen­te­na­res de polí­ti­cos pro­fe­sio­na­les que roba­ron y siguen roban­do todo lo que pue­den ampa­ra­dos por su con­di­ción de polí­ti­cos del sis­te­ma. Este Esta­do que nos dice a las cla­ses y pue­blos opri­mi­dos que tene­mos que cum­plir la mis­ma ley que ellos mis­mos dic­tan y no cum­plen, y cuyo máxi­mo repre­sen­tan­te, Feli­pe VI, se pre­sen­ta como el mayor de los patrio­tas, cuan­do está ampa­ran­do el enri­que­ci­mien­to de unos pocos y la eva­sión de capi­ta­les a paraí­sos fiscales.

Un Esta­do espa­ñol que quie­re doble­gar la volun­tad del pue­blo de Cata­lun­ya uti­li­zan­do ade­más de la fuer­za bru­ta, el chan­ta­je eco­nó­mi­co, pro­vo­can­do la fuga del terri­to­rio de Cata­lun­ya de empre­sas y ban­cos, pro­vo­can­do una ver­da­de­ra gue­rra eco­nó­mi­ca y encon­tran­do para ello la ines­ti­ma­ble cola­bo­ra­ción de una oli­gar­quía cata­la­na que siem­pre fue afín al capi­ta­lis­mo espa­ñol con­tra los intere­ses del pue­blo tra­ba­ja­dor catalán.

Pero en su con­su­ma­ción del gol­pe de esta­do cons­ti­tu­cio­nal, el Par­ti­do Popu­lar no está solo. Los par­ti­dos del sis­te­ma han cerra­do filas en torno a la cons­ti­tu­ción post­fran­quis­ta y la coro­na. El PSOE vuel­ve a mos­trar cada vez que tie­ne opor­tu­ni­dad, y en esta no podía ser menos, su sumi­sión a los intere­ses de la oli­gar­quía espa­ño­la y a la casa de los bor­bo­nes, apo­yan­do incon­di­cio­nal­men­te al gobierno del PP en la apli­ca­ción de medi­das anti­de­mo­crá­ti­cas con­tra el Pue­blo de Cata­lun­ya. La His­to­ria vuel­ve a poner al PSOE ante el espe­jo, un par­ti­do que for­ma par­te del entra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal de las fuer­zas reac­cio­na­rias. En la prác­ti­ca PP-PSOE y Ciu­da­da­nos han con­for­ma­do un gobierno de «uni­dad nacio­nal» jun­to al Bor­bón por la sal­va­ción del pro­yec­to his­tó­ri­co de España.

Y fren­te a toda la maqui­na­ria en mar­cha de la reac­ción espa­ño­la, el pue­blo de Cata­lun­ya man­tie­ne con dig­ni­dad su lucha por la auto­de­ter­mi­na­ción y la inde­pen­den­cia con un ejem­plo de movi­li­za­ción per­ma­nen­te como refle­jo de la volun­tad fir­me de un pue­blo de cons­truir su futu­ro de mane­ra sobe­ra­na. Y en esa lucha ade­más de sor­tear toda la bru­ta­li­dad repre­si­va del Esta­do, tam­bién han de supe­rar la inde­fi­ni­ción, tibie­za y fal­ta de con­cre­ción de unos par­ti­dos bur­gue­ses que no ter­mi­nan de rom­per ama­rras con el capi­ta­lis­mo espa­ñol den­tro y fue­ra del terri­to­rio catalán.

El pue­blo de Cata­lun­ya recla­ma la apli­ca­ción del man­da­to ema­na­do de las urnas en el refe­rén­dum de auto­de­ter­mi­na­ción cele­bra­do el 1 de octu­bre, que no es otro que la pro­cla­ma­ción de la Repú­bli­ca cata­la­na y la cons­truc­ción de un Esta­do inde­pen­dien­te. La ambi­güe­dad de la decla­ra­ción de Puig­de­mont del 10 de octu­bre, pro­cla­man­do la inde­pen­den­cia pero «sus­pen­dien­do sus efec­tos», fue un vano inten­to de reca­bar apo­yos entre el «club de Esta­dos» que repre­sen­ta la Unión Euro­pea y demos­tró su estre­pi­to­so fra­ca­so. La reac­ción de los gobier­nos de la Unión Euro­pea no podía ser otra: res­pal­dar al gobierno espa­ñol, defen­der la uni­dad terri­to­rial del Esta­do y recha­zar la inde­pen­den­cia de Cata­lun­ya. La reac­ción de los Esta­dos de la Unión Euro­pea se corres­pon­de con la esen­cia del pro­yec­to impe­ria­lis­ta que la Unión Euro­pea repre­sen­ta. No es una unión de pue­blos, es una unión de capi­ta­les e intere­ses de clase.

Por todo ello y fren­te al gol­pe de esta­do del gobierno espa­ñol con­tra el pue­blo de Cata­lun­ya no cabe otra vía que la pro­cla­ma­ción de un Esta­do inde­pen­dien­te, de la Repú­bli­ca cata­la­na. Eso es lo que vota­ron los cata­la­nes y cata­la­nas el 1 de octu­bre y a cum­plir ese man­da­to están obli­ga­dos los repre­sen­tan­tes ins­ti­tu­cio­na­les del Govern.

El pue­blo de Cata­lun­ya no será doble­ga­do por la fuer­za. Ha ini­cia­do el camino de la inde­pen­den­cia y no habrá quien le pare.

Las orga­ni­za­cio­nes del Mani­fies­to Inter­na­cio­na­lis­ta de Com­pos­te­la mos­tra­mos todo nues­tro apo­yo sin fisu­ras a esa lucha y a esa volun­tad popu­lar, mos­tra­mos nues­tra más deci­di­da soli­da­ri­dad con la CUP, con la izquier­da inde­pen­den­tis­ta y con las orga­ni­za­cio­nes popu­la­res cata­la­nas pues­tas en el pun­to de mira del Esta­do y seña­la­das como culpables.

Exi­gi­mos la pues­ta inme­dia­ta en liber­tad de los líde­res de la ANC y Ómnium cul­tu­ral, Jor­di Sán­chez y Jor­di Cui­xart y la sali­da de todos los cuer­pos repre­si­vos del terri­to­rio de Cata­lun­ya, así como el levan­ta­mien­to de todas las medi­das coer­ci­ti­vas pues­tas en mar­cha por el Esta­do español.

Las fuer­zas y par­ti­dos que con­for­ma­mos el Mani­fies­to Inter­na­cio­na­lis­ta de Com­pos­te­la como enti­da­des inter­na­cio­na­lis­tas que somos nos com­pro­me­te­mos a con­ti­nuar las movi­li­za­cio­nes de soli­da­ri­dad en nues­tras res­pec­ti­vas nacio­nes, y lla­ma­mos a nues­tros pue­blos a soli­da­ri­zar­se con Cata­lun­ya, soli­da­ri­dad que for­ma par­te indi­so­lu­ble de nues­tros pro­pios pro­ce­sos socia­lis­tas de libe­ra­ción nacio­nal. Como decía el Che Gue­va­ra, y hacién­do­nos eco de su lega­do en el 50 aniver­sa­rio de su ase­si­na­to, ¡la soli­da­ri­dad es la ter­nu­ra de los pueblos!

¡Fren­te al gol­pe de esta­do del régi­men espa­ñol, soli­da­ri­dad con Catalunya!

¡Por la pro­cla­ma­ción de la Repú­bli­ca catalana!

24 de octu­bre de 2017

Ago­ra Gali­za [Gali­za] Boltxe [Eus­kal Herria] Comu­nis­tas de Cas­ti­lla [Cas­ti­lla] 
Ini­cia­ti­va Comu­nis­ta [Esta­do espa­ñol] 
Nación Anda­lu­za [Anda­lu­cía] Pla­ta­for­ma Labo­ral e Popu­lar [Por­tu­gal]

 

Related posts

Los dos bandos y la izquierda contemplativa

Los dos bandos y la izquierda contemplativa

Por Carlo Frabetti En estos momentos decisivos, quien no se opone abiertamente al terrorismo de Estado, se convierte en su cómplice. No hay ni puede haber dos Españas, puesto que ni siquiera hay una; pero sí que hay dos bandos irreconciliables, que, en última instancia, son los...

Marx y la izquierda-tricornio (española)

Marx y la izquierda-tricornio (española)

Por Mauricio Castro  La historia nos muestra que sólo a partir de la afirmación y defensa concreta de esos derechos democráticos la izquierda podrá aspirar a ir más lejos Hasta la náusea asistimos a diario al “gran descubrimiento” que hacen los dirigentes de la izquierda española (o...

¿República de Cataluña y ahora qué?

¿República de Cataluña y ahora qué?

Por Marcos Roitman Rosenmann  Es el momento de alzarse contra la Corona haciendo trizas el régimen de 1978. Una oportunidad que no debe desaprovecharse. Para unos, los más entusiastas, representantes de la Candidatura de Unidad Popular (CUP), patrocinadores de la propuesta, la...