Concentración del capital financiero global

 

En El Capital Marx observó que “… con el desarrollo de la gran industria, el capital dinerario, en la medida en que aparece en el mercado, resulta cada vez más representado no por el capitalista individual, por el propietario de tal o cual fracción del capital que se encuentra en el mercado, sino que se manifiesta como una masa concentrada y organizada, situada, en forma muy diferente a la producción real, bajo el control de los banqueros que representan el capital social” (p. 470, vol. 3, edición Siglo XXI). Y un poco antes señalaba que “en el mercado del dinero el capital dinerario posee realmente la figura en la cual se distribuye como elemento colectivo, indiferentemente con respecto a su aplicación particular, entre las diferentes esferas, entre la clase de los capitalistas, según las necesidades de producción de cada esfera particular” (ibid).

Estas líneas cobran actualidad cuando examinamos la forma en que grandes sumas de capital dinerario aparecen como una masa “concentrada y organizada”, o “elemento colectivo”, relativamente indiferente ante sus aplicaciones particulares. Aunque no se trata solo, ni principalmente, de los depósitos bancarios, como ocurría en el siglo XIX, sino de los fondos –provenientes de empresas, fondos de pensión, hedge funds, compañías de seguros, etcétera- que concentran grandes administradoras como BlackRock o Vanguard. Estas canalizan los flujos que reciben hacia los mercados monetarios (donde se invierte en obligaciones de corto plazo emitidas por empresas u organismos estatales). Por ejemplo, BlackRock posee un fondo de mercado monetario, BR Money Market Fund. Las administradoras también invierten en títulos de renta fija de largo plazo; en acciones (por ejemplo, iShares ETF es subsidiaria de BlackRock, e invierte en acciones siguiendo principalmente índices); o en derivados, tales como swaps, opciones, futuros. A partir de la crisis financiera y el retroceso de los bancos de inversión, se incrementó el rol de estas administradoras. Por ejemplo, antes de la crisis los inventarios de bonos de empresas mantenidos por los bancos en EEUU alcanzaban los 200.000 millones de dólares; en 2012 era 45.000 millones de dólares. Parte de esta operatoria fue captada por las administradoras.

Seguir leyendo…

Related posts

Proceso y tendencias de la globalización capitalista

Proceso y tendencias de la globalización capitalista

Por Ruy Mauro Marini El proceso mundial al que ingresamos a partir de la década de los '80, globalización, se caracteriza por la superación progresiva de las fronteras nacionales Eso en el marco del mercado mundial, en lo que se refiere a las estructuras de producción, circulación y...

El papel del valor en “El Capital”

El papel del valor en "El Capital"

Miguel Alejandro Hayes Martínez Muchos han sido los textos que se han escrito sobre el valor. Son tantos, que a pesar de haber leído un buen número de ellos, siento que aún no tengo una muestra suficiente y que en muy pocos he encontrado explicaciones que me convenzan. Por eso comencé mis...

La hidra capitalista genera sus propias crisis

La hidra capitalista genera sus propias crisis

Legna Woodlan El salto   Acusamos con frecuencia al capitalismo de vivir a base de sus propias crisis. Decimos que las necesita para autorregenerarse y sobrevivir. Y debe de ser cierto, no lo sé, nunca fui marxista, ni economista, ni capitalista. Así que sólo hablo como...