Tirándole al Moreno

Para Apiavirtual

Nino Gallegos

Que AMLO es el moreno de Morena, tirándole al moreno, pues para esto-está-puesto-expuesto (privada-públicamente), pues lo íntimo es lo adentro y lo de afuera es lo que se muestra: un candidato a la presidencia que, de tanto verlo y escucharlo, hay quienes le admiran y respetan su tozudez y le reconvienen su claridosidad tabasqueña, habiendo otros que les incomoda y molesta su competitiva presencia, principalmente, a los intelectuales-académicos-(analistas políticos), por aquello de El Mesías Tropical de Krauze y El Oportunista-oportunismo que le critica Silva-Herzog Márquez.

Al contestarle López Obrador, se generó el cuestionador-censor moral y político de Krauze y otros por su incuestionable liberalismo intelectual, fervientes practicantes de la libertad de expresión y de presión, no tan distantes de El Príncipe Paziano del Estado Presidencialista con la Partida Secreta.

Quien esto escribe no está con nada, nadie y alguien, aunque nada de lo humano le es ajeno, el ser político, sigue siendo un animal político, al estilo mexicano, de la corrupción y la impunidad, con una ética y una moral a prueba de pruebas, porque quien acuse, tiene que mostrarlas, sino, pa’tras, papá.

Contra AMLO no hay amaine y sí arreciamiento, y con justo o con injusto escudo, a la medida y a la desmedida, López Obrador, es su propio monitor-amigo y censor-enemigo de sus pensamientos y palabras, actos y hechos.

Cerrado o abierto, los que están con él, están afuera y están adentro, y esto no es oportunismo que solamente se le quiere ver a Morena en la coalición, como si en el PRI y en el PAN, nunca lo ha sido desde el PRIANISMO.

Oportunismo y arribismo ha sido lo democrático en el sistema político mexicano, con lo que es la corrupción política y la impunidad electoral, porque el IFE-INE es “autónomo y democrático”, pactado, pausado y pautado por un congreso que lo encubre con sus senadores y diputados a la hora de lo que debe ser y hacerse, inatacable e intachable, incriticable e inevidenciable, en los funcionarios electorales porque son parte de lo que interviene en lo ejecutivo y lo legislativo, porque desde hace tiempo, las instituciones, las mandaron a la chingada, que no es el rancho de AMLO.

Ellos, los intelectuales, tal vez sí o quizás no, de orgánicos a transgénicos, protagonistas y capitalistas curriculares y sexenales con sus veladas preferencias porque, el país de las sombras espectrales, les preocupa y les ocupa que López Obrador es un oportunista del oportunismo político, posiblemente, no chavista y sí pro ruso, agente moreno y de canicie abundante, contraespía del CISEN para quien trabaja como delator-periodista, Raymundo Riva Palacio; cada vez se la hacen de tos y él tan expectorante, pues, no hayan de dónde sacarle.

Los liberales que se ostentan y sustentan libres como intelectuales-neoliberales y neoconspazianos del pensamiento crítico-único mexicano, con la democracia pos(t)muerta sin adjetivos, porque a AMLO se los han puesto casi todos, la libertad de expresión es de quien la redacta con la corrección debida de quien la piensa en lo yoes de -yo acuso- para que me leas López Obrador, y henos aquí que también somos la élite del pueblo bueno con el gobierno malo: somos la Secretaría de Cultura y de Educación Pública, y trabajamos para el Estado y la Partida Secreta, y no vamos a patear el pesebre del Culto Sexenal y menos patear una de las patas de la Mesa(da) Puesta Presidencial.

En verdad, la pusverdad, de la Intelligentsia mexicana, supura la impureza adjetival de una democracia con sus intereses de grupo, sean Letras Libres y Nexos con sus librepensadores que, cada sexenio, están al acecho para la repartición de los pensamiento$ y las palabra$, los acto$ y los hecho$, no habiendo nada, nadie y alguien que se incomoden por tantos muertos, desaparecidos y desplazados repartidos a balazos y a paladas de tierra con harto fuego y sangre, por siempre.

Related posts

El siglo del control de las masas

El siglo del control de las masas

Por Raúl Zibechi En la historia, cada tipo de opresión ha sido respondida con nuevas estrategias Desde que los sectores populares desbordaron los centros de encierro y de ese modo neutralizaron las sociedades disciplinarias, el gran desorden social que sobrevino impulsó la búsqueda...

Burocracia y derechos ciudadanos

Burocracia y derechos ciudadanos

Antonio Lorca Siero Los derechos ciudadanos, que quedaron definidos como un avance de las masas al amparo de la revolución burguesa -lo que no es de todo exacto, por cuanto a quien beneficiaban era a los propios burgueses y sólo de rebote al resto del llamado tercer estado-  continúan...

Negación y Aceptación

Negación y Aceptación

Para Apiavirtual Nino Gallegos México, en el país de las sombras espectrales, está en dos zonas de confort: la de la vida (y) la de la muerte, la de la negación y la de la aceptación, con o sin ejecutar la Ley de Seguridad Interior. Ahora, la gente y los demás, los otros y nosotros...